Blogia
connocturnidad

Prometeo (Segunda entrega)

Prometeo (Segunda entrega)

...De nuevo entonces Prometeo se reveló como gran benefactor de los hombres, pues bajó a la fragua de Hefesto, donde el deforme dios fabricaba los rayos de Zeus junto con los cíclopes, y a escondidas se llevó unas cuantas brasas metidas en una caña hueca, donde se mantuvieron encendidas hasta que se las dio a los hombres.

   Enterado Zeus de que los hombres tenían fuego para calentarse, comer la carne cocida y ahuyentar en las oscuras noches a las bestias salvajes, sintiendo que su venganza se había quedado en nada, castigó a Prometeo.

  El titán fue llevado por Hefesto a una alta cima del Cáucaso y allí fue encadenado para siempre, mientras el águila de Zeus picoteaba dolorosamente su hígado, que por las noches volvía a crecer para ser nuevamente devorado al día siguiente...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres