Blogia
connocturnidad

Gutta cavat lapidem, non vi, sed saepe cadendo

Encabezamos nuestro blog con un adagio medieval de tradición ovidiana. ¿Qué? Es una especie de proverbio inspirado en un verso del poeta latino Ovidio (43 a.C.-18 d.C.), quien en sus Cartas desde el Ponto escribió: Gutta cavat lapidem, comsumitur anulus usu, en una imagen con la que simbolizaba el valor de la constancia, de la persistencia.

La Edad Media lo tomó y varió algo su forma, matizando a la vez su sentido: Gutta cavat lapidem, no vi, sed saepe cadendo: La gota perfora la piedra, no por su fuerza, sino cayendo a menudo. 

Giordano Bruno en el Renacimiento hizo uso de este adagio para hablar de la importancia de la lectura en el camino hacia la sabiduría:

Gutta cavat lapidem, non bis sed saepe cadendo

Sic homo fit sapiens bis non, sed saepe legendo

(Os lo traduzco en clase).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres